La gestión de RRHH en un ambiente multilingüe

 

El capital humano es el principal activo de cualquier empresa, de hecho, es el único factor insustituible. Por ello es tan importante la gestión y el desarrollo de los recursos humanos. Es esencial potenciar al máximo las habilidades y capacidades de las personas, así como saber encontrar los perfiles adecuados para tus vacantes. El objetivo principal del desarrollo y la gestión de RRHH es la captación de las personas más válidas, así como mejorar el rendimiento de los trabajadores a largo plazo, por ello es necesaria una planificación exhaustiva y un contacto continuo y directo con los trabajadores. Pero, claro, esto no es tarea sencilla, porque hay que saber distinguir aquellos candidatos que son aptos de aquellos que no lo son, y hay que conocer y comprender a cada una de las personas que conforman el equipo para saber qué necesitan y cómo se pueden potenciar sus habilidades.

Esta sea quizás la parte más complicada y la más importante, pues es esencial para conseguir que personalidades en un principio individuales y diferenciadas, trabajen en equipo de manera satisfactoria. En un contexto monocultural y monolingüe la dificultad de este proceso de gestión de RRHH se reduce en gran medida. Tanto las entrevistas de selección, como las relaciones laborales o el desarrollo de recursos humanos resultan sencillos, desde el punto de vista de que solo hay que saber aplicar los conocimientos o las aptitudes necesarias para cada caso, sin preocuparse por el idioma. Sin embargo, ¿qué ocurre cuando hay que hacerle una entrevista de trabajo a alguien que habla otro idioma?, ¿cómo se plantea la entrevista? ¿Y qué ocurre cuando los miembros de un equipo pertenecen a culturas y nacionalidades diferentes? ¿Qué pasa si la lengua que se habla no es la propia de nadie, sino una lingua franca en la que todos se defienden pero ninguno se puede expresar como en su lengua materna?

Esto supone un auténtico reto para el encargado de la gestión de RRHH. Tanto si nos referimos a una entrevista de trabajo (normalmente llevadas a cabo en inglés cuando se trata de un contexto internacional), a la relación entre los miembros de un equipo o a la gestión pura y dura de su desarrollo, el uso de una lingua franca resulta inevitable, ya que no es posible pretender que cada uno hable la lengua del otro. Por esta razón, la única solución a este problema pasa por formarse en el uso de ese idioma para ese contexto profesional específico. Con el manejo adecuado del idioma, se dispondrá de las claves para gestionar cada situación y facilitar la comunicación con los miembros del equipo, conociendo así las peculiaridades de cada uno y promoviendo la cohesión.

Y os preguntaréis, ¿existe este tipo de formación específica para la gestión de RRHH? Pues sí, existe. De hecho es la tendencia actual en formación. Como en los cursos intensivos InHouse de Ontraining, en los que os ayudamos a optimizar vuestro rendimiento en situaciones profesionales específicas, siempre en un contexto de inmersión total, tanto cultural como lingüística. Creemos que la única manera de aprender satisfactoriamente no un idioma, sino cómo se debe utilizar en situaciones laborales determinadas, es por medio de la práctica y la inmersión. No se trata de aprender un idioma extranjero, se trata de aprender a trabajar con él y en él, y nosotros te enseñamos cómo. No esperes más y alcanza la excelencia profesional con nosotros.

¿Queréis saber más sobre nuestros cursos intensivos InHouse? ¡Visitad nuestra página

¿Te ha gustado nuestro post? Recibe nuestra newsletter mensual con el mejor contenido de nuestro blog.

Deja un comentario

La escuela de formación en idiomas
y comunicación para empresas innovadoras.

¿Hablamos?

    Nombre:
    Email:
    Teléfono:
    Tu mensaje: