Generación Z: actualidad, interacción y la publicidad del futuro

La Generación Z. Los nacidos más allá de 1995. Niños que se criaron sin entender qué tenía de gracioso Friends o desarrollaron uso de razón con la desangelada inauguración de los Juegos Olímpicos de Sidney. Los llamados (y nunca entenderemos por qué, dado que es falso) nativos digitales.

Para ellos, como para todo en esta tierra, también pasan los años, y al tocar la juventud se han convertido en la nueva hornada de consumidores y usuarios de servicios. Lo interesante de la Generación Z es que, a diferencia de las anteriores, están más que acostumbrados a un mundo en perpetuo cambio, donde la noticia más novedosa pasa de moda en cuestión de horas y su lenguaje está cincelado a base de memes e interacciones rápidas como un clic.

Así que si aún no nos hemos hecho con las nuevas tecnologías y redes sociales para desarrollar nuestro modelo de negocio, porque nos da pereza, quizá va siendo hora de ponernos las pilas y hacerlo por aquellos que están terminando sus cursos de instituto y universidad. Y aunque somos humanos y la manera de comunicar debería ser parecida, hoy la información se maneja mucho más rápido que hace tan solo seis años. Esa diferencia marca unas reglas, tan nuevas y viejas a la vez, que no debiéramos de perder nunca de vista.

Si los nacidos a finales de los 70 e inicios de los 80 nos creíamos unos culos inquietos, nuestra impaciencia es un leve tic al lado de la vibrante volubilidad de esta nueva generación. Son personalidades que no se casan con nadie, que ayer daban carpetazo a Tuenti como hoy (y más rápido de lo que parece) le dan boleto a Facebook. Por eso, es imprescindible ser flexibles y jugar con los acontecimientos del momento, elaborar mensajes que recalquen las tendencias para que quede claro que nuestro producto es de hoy, de ahora.¿Y qué hay más instantáneo que la movilidad? Tablets, smartphones, smartwatches. Esta generación está en contacto permanente con el flujo de información. Si no pueden acceder a nuestro caudal porque el formato de nuestros mensajes es demasiado largo o ancho, porque no es lo suficientemente interactivo, no tenemos presencia, o simplemente no tiene una versión mobile, entonces dejamos de existir para ellos. ¡Es hora de hacerse un hueco en la pantalla de sus dispositivos!Y ya que hablamos de interactuar. Pensemos durante un instante en Instagram, napchat, iOS, la interfaz minimalista de Android o los cuadra

dos de Windows 8. Todos tienen en común una cosa: son imágenes interactivas. Si además tenemos en cuenta el auge del streaming y los youtubers con sus videoblogs, entonces es fácil darse cuenta de la importancia de un mensaje con un fuerte apoyo visual que se distinga del resto.

Aunque encontrar el punto medio entre la llamada visual y un mensaje conciso puede ser complicado, hay una regla de oro que nunca falla: debemos ir al grano. Y ya está.

A estas alturas es posible que este último consejo sea cosa de sumar dos y dos, pero insistamos, por si acaso: basta ya de publicidad. De hecho, quizá convendría aplicar esto a la Generación Z, a la X, y a cualquiera que aún no esté criando malvas, pero la publicidad a la vieja escuela ha saturado al público con sus burdas llamadas a la acción, jingles y frases hechas. ¿Y cómo hacer publicidad de otra manera? Pues en realidad es más fácil que nunca: siendo cercanos, humanos. El discurso de marca, con su distancia y frialdad comercial, es una forma de comunicación obsoleta. Cuenta más una respuesta cercana de una marca que atiende a un (posible) cliente por Twitter que un tweet automático de WordPress con un título intencionadamente elaborado.

Y por si todo esto sonara a ancestral fórmula alquímica, y si no contamos con ningún knowmad en nuestro entorno de empresa, siempre tenemos la opción de contar con alguien que se sorprendió al aprender que no todos los aviones volaban alto, sino que podían chocar contra el World Trade Center de Nueva York.  Ellos son, a fin de cuentas, los que no entienden cómo algo así jamás llegó a ser Trending Topic.

¿Te ha gustado nuestro post? Recibe nuestra newsletter mensual con el mejor contenido de nuestro blog.

Deja un comentario

La escuela de formación en idiomas
y comunicación para empresas innovadoras.

¿Hablamos?

    Nombre:
    Email:
    Teléfono:
    Tu mensaje: