La formación específica es una inversión para las empresas

Muchas empresas se resisten a formar a sus trabajadores porque lo ven como un gasto. Pero, en realidad, no hay mejor forma de mejorar la productividad de una empresa que invertir en formación.

En la formación está la base del éxito. El mundo de hoy en día está en constante cambio, y ese cambio continuo también afecta al ámbito profesional. Un empleado que no se forme regularmente quedará en poco tiempo a a zaga de aquellos que si lo hagan, y dejará de ser productivo. Pero esto no quiere decir que la solución al problema sea cambiar de trabajador.

Todo lo contrario, no vale de nada contratar a empleados cualificados si luego no se les sigue formando, porque siempre habrá alguien que sí lo haga y nos veremos en la típica situación del pez que se muerde la cola. La formación es una inversión en todos los sentidos, aunque, como todo, hay que saber gestionarla adecuadamente.

Y, ¿qué queremos decir con gestionar la formación adecuadamente? No nos referimos a cuestiones financieras, que también son importantes, si no a ofrecer a los empleados aquello que necesitan. Formación específica en su ámbito profesional, una inversión de tiempo, dinero y esfuerzo que se verá recompensada con una productividad mejorada.

La solución no pasa por formar a toda la plantilla en masa en una misma cosa, tipo, «¡la próxima semana curso de inglés!», y todos allí la semana siguiente con sus libretas y sus bolígrafos. Ni mucho menos, la formación debe ser inteligente o no será en absoluto. Tiene que centrarse en habilidades concretas que tengan aplicación práctica en el día a día laboral del empleado.

Ahí reside la importancia de una gestión eficiente de los recursos humanos y, por tanto, de la formación. Aunque quizás, lo más acertado sería poner a disposición del trabajador una serie de cursos que podrían ser de su interés y que él mismo elija en qué se quiere formar. Está claro que si el trabajador siente que está perdiendo el tiempo durante su formación, esto repercutirá negativamente en su actividad laboral.

Hay que concienciarse y concienciar, la formación inteligente es la mejor inversión que puede hacer una empresa hoy en día. El dinamismo de la sociedad actual obliga a que sea así. Y, curiosamente, es también a causa de este dinamismo que la formación debe ser específica y no general, pues aquel que intenta abarcarlo todo acaba sin saber nada.

En Ontraining somos conscientes de las necesidades formativas actuales, por eso encontrarás en nuestros cursos de idiomas la alternativa perfecta para crecer profesionalmente. No lo pienses dos veces y súbete al carro de la formación inteligente. Visita nuestra página y conócenos un poco mejor.

Por cierto, no te pierdas nuestros cursos intensivos InHouse, ¡la mejor formación en habilidades comunicativas!

¿Te ha gustado nuestro post? Recibe nuestra newsletter mensual con el mejor contenido de nuestro blog.

Sobre el autor

admin

Deja un comentario