Gamificación en clase de idiomas. ¡Jugar no tiene edad!

La gamificación es efectiva, aprender jugando es, sencillamente, un gusto. Y la gamificación en clase de idiomas es un éxito asegurado. Si hay algo que se puede aprender jugando es una lengua. ¡Y es que naturalmente lo hacemos así!

Los niños juegan todo el tiempo, y son los mejores estudiantes de idiomas, cualquier padre o madre puede corroborarlo. ¿Por qué no disfrutar de un pequeño síndrome de Peter Pan con juegos para las clases de idiomas?

Pero ¿qué es esto de la gamificación?

 

La gamificación es el desarrollo de actividades de juego en entornos que no son únicamente lúdicos, sino de aprendizaje. Se trata de convertir nuestros procesos de interiorización de ideas en algo divertido, sin perder de vista la importancia de los resultados. No se trata de utilizar juegos puntuales en el aula, sino de integrar el entretenimiento en la dinámica de aquello que enseñamos.

La gamificación es, por eso, una transformación en el modelo formativo; es un paso más en una revolución en marcha. Se trata de cambiar los elementos mecánicos, la repetición, la rutina (tradicionalmente asociados, por desgracia, con los procesos formativos) por actividades que despierten la motivación de nuestros alumnos.

Los beneficios de los juegos en las clases de idiomas

La gamificación debería estar ya instaurada en cualquier curso de inglés, de francés o del idioma que sea. Aprender una lengua es un proceso que requiere de cuanta más motivación, mejor. Las personas buscamos aprender una lengua para vivir experiencias: mejorar nuestra vida laboral, poder viajar a determinados países, relacionarnos con grupos de personas… 

La mayoría de las personas que aprende una lengua lo hace con un fin que no es el aprendizaje per se, y esto ya supone una motivación. Añadir más elementos que hagan del proceso de aprendizaje un camino agradable siempre va a asegurarnos que la motivación sigue ahí. ¡Que no decaiga!

Ideas para la gamificación en clase de idiomas

Hay algunos recursos útiles que podemos utilizar para convertir nuestra interacción en la clase de idiomas en un juego con sentido. Son los siguientes.

Utiliza apps

Todos estamos todo el día pegados al móvil (o a otras pantallas), y la mayoría lo utilizamos principalmente como método de entretenimiento y/o comunicación. Hay bastantes apps que pueden hacer de tu clase una comunidad interactiva. Las cuatro que más nos gustan son las siguientes:

  • Brainscape. Esta app utiliza la ciencia cognitiva para que tus alumnos aprendan a través de la repetición mediante flashcards. Hay flashcards ya creadas, puedes crear tú las tuyas o hacerlas de manera colaborativa con tus alumnos.
  • Cerebrity. Esta aplicación desarrollada en España va de jugar todo el rato. Accederemos a múltiples juegos sobre diversos temas para aprender. ¡Y no solo podemos jugar! También podremos crear nuestros propios juegos. Sin duda un impulso para hacer clases de idiomas de gran calidad.
  • Pear Deck. Esta app es genial y puede suponer la gamificación completa de tus clases. En ella puedes crear contenido que acompañe a tus explicaciones en clase (quizzes, encuestas, preguntas interactivas…), para que los alumnos puedan tomar parte en ellas. Tiene tanto versiones gratuitas como de pago, más completas.  
  • Kahoot!. Este tal vez sea el recurso más conocido y utilizado actualmente. Gracias a él puedes convertir tu clase en un juego en vivo, con juegos de preguntas, rankings de ganadores, premios… ¡Es genial para conseguir la gamificación en clase de lenguas!

Convierte las clases en objetivos: haz storytelling

Puede parecer una tontería, pero dar la impresión de que el tema por aprender es un objetivo por el que jugar, y que las actividades que hacemos son retos que se nos plantean frente a nuestro objetivo puede ser muy efectivo.

No digas “hoy vamos a aprender los condicionales”. Propón a tus alumnos el reto de conseguir utilizar los condicionales en inglés tras una hora de actividades en las que van a disfrutar. El resultado buscado será lo mismo, pero cambia la narración, el storytelling. Y cómo le contamos algo a alguien lo es todo. Más que nada porque también modificará nuestra forma de enseñar. ¡Sé persuasivo y gamifica el aula!

Considera la competitividad, pero también la cooperación

A todos nos gusta intentar ser los mejores en algo. Crear concursos, quizzes, etc. en clase puede ser muy efectivo, pues todos nos esforzamos más si de ganar se trata. Ahora bien, igual que nos encanta ganar, odiamos perder.

Vigila que no todo en tu clase sea un ejercicio de competitividad, pues esto puede suponer que haya una desigualdad en la motivación de tus alumnos. Si unos ganan siempre y otros suelen perder, lo mejor será que lo gestiones: crea equipos de trabajo equilibrados (débiles con fuertes), o simplemente utiliza juegos cooperativos (la clase como un barco que tiene que mantenerse a flote, por ejemplo).  

¡Todos han de ganar! O al menos no perder.

Gamificación en clase de idiomas, ¿aún no la disfrutas?

En Ontraining tenemos claro que funciona. Por eso nuestros cursos personalizados tienen en cuenta las necesidades del alumnado, y en muchos casos implementamos estrategias de gamificación para que todo el mundo esté más contento.

Especialmente en el mundo corporativo, crear un clima de juego puede ayudar a forjar mejores relaciones. Esto es lo que nos proponemos desde Ontraining al utilizar la gamificación en nuestros cursos de idiomas para empresas: no solo conseguir resultados individuales, sino hacer crecer la cohesión en tus equipos.

¿Te apuntas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *