Comunicación no verbal intercultural: 5 aspectos clave

La comunicación no verbal intercultural es clave a la hora de entrar en contacto con personas de otros países. Los gestos que hacemos, la distancia a la que nos situamos de nuestro interlocutor o la forma en que miramos son aspectos que tenemos muy interiorizados pero que no son universales.

En Ontraining estamos convencidos de que la clave del éxito profesional está en la comunicación. Pero también sabemos que la comunicación va más allá de las palabras y expresiones que utilizamos. Os explicamos cómo afecta el lenguaje no verbal en vuestros encuentros internacionales.

Lo no verbal comunica tanto (o más) que lo que se dice

No tener en cuenta los aspectos no verbales de la comunicación es un grave error. Para verlo con datos, según la regla de Mehrabian (que evalúa qué porcentaje tiene la comunicación no verbal en la comunicación) esta supone un 55 % de aquello que transmitimos.

La comunicación no verbal acompaña a aquello que decimos, generando o no coherencia entre nuestra actitud y su significado. Así, con ella transmitimos confianza, evidenciamos nuestras mentiras o generamos cercanía o lejanía con la persona con la que hablamos. Por poner un ejemplo, la comunicacion no verbal en una entrevista de trabajo puede ser decisiva de cara a que seamos o no contratados.

Existen tres tipos de comunicación no verbal, que debemos tener en cuenta en cualquier encuentro comunicativo:

  • Kinésica: los movimientos del cuerpo, expresiones de la cara y miradas.
  • Proxémica: la distancia entre interlocutores.
  • Paralingüística: las muestras orales que hacemos más allá de las palabras (volumen de la voz, carraspeos, risas, la velocidad del discurso…).

La comunicación no verbal en el mundo

En ocasiones la especificidad cultural de la comunicación no verbal supone un problema si desconocemos lo que es natural para nuestro interlocutor. La comunicación no verbal en las organizaciones es clave de cara a un buen entendimiento entre contrapartes de diferentes lugares: no se pueden utilizar los mismos códigos de lenguaje no verbal en una reunión con un colega del mismo país que con alguien extranjero.

Los gestos no son universales, y utilizarlos de una manera inadecuada puede echar atrás una oportunidad de negocio, generar un conflicto interno o provocar la pérdida de un cliente. Por eso es tan importante conocerlos y tenerlos en cuenta cuando aprendemos un idioma, por lo que una buena formación en lenguas extranjeras deberá incluir actividades de comunicación no verbal.

Estos son los cinco aspectos de la comunicación no verbal más importantes en una negociación o una reunión con un cliente.

Imagen personal

El aseo y la elección de una vestimenta adecuada marcan la diferencia a la hora de establecer una primera impresión positiva o negativa.

Existen culturas y países con unas normas de vestimenta más laxas. Esto sucede, especialmente, en aquellos con un clima tropical que hace casi insoportable usar chaqueta y corbata, como, por ejemplo, Brasil.

En otros, la cultura empresarial es, digamos, más tradicional. En Italia, país de la moda clásica por excelencia, mejor cuídate de vestir con un estilo más ejecutivo (al menos en el norte).

Contacto físico

El contacto físico tiene que ver con la proxemia. La cercanía física, los tocamientos, etc. varían enormemente según en el lugar en el que estemos.

En culturas como los países mediterráneos es natural colocarse cerca o tocar a nuestro interlocutor: una palmada en la espalda o en el brazo, por ejemplo, están bien vistos. Sin embargo, este tipo de fórmulas no son recomendables en culturas como la de China y las del norte de Europa. 

Yendo un paso más allá, encontramos límites que, de ser traspasados, pueden arruinar una situación comunicativa. En India, el contacto entre hombres y mujeres está muy mal visto y en Japón el espacio vital es prácticamente sagrado, por lo que no debe traspasarse bajo ningún concepto.

Contacto visual

El contacto visual es uno de los elementos del lenguaje corporal más influenciados culturalmente. En España está ampliamente extendida la creencia de que el contacto visual es elemental para establecer una relación de confianza con nuestros interlocutores, y esto se acompaña en la práctica.

Sin embargo, en el Reino Unido no se acostumbra a establecer contacto visual salvo con conocidos, y en china se entiende directamente como una falta de respeto. ¡Cuidado con creer que los gestos son universales!

Gestualidad

Un movimiento corporal exagerado puede llegar a ser común en negociaciones con franceses o italianos, pero no se espera cuando se trata con portugueses o alemanes, pues estos lo ven como una falta de seriedad. Por otra parte, los gestos estandarizados también pueden llevar a malentendidos si no se interpretan dentro del contexto cultural en el que se llevan a cabo.

En India será común que tus interlocutores balanceen la cabeza de lado a lado. Y esto, en muchas ocasiones es interpretado como un «no» (por cercanía al gesto europeo). Al contrario, es signo de que están entendiendo lo que les dices. Del mismo modo, si al terminar una reunión en Alemania la otra parte golpea la mesa con los nudillos, significa que están satisfechos con el resultado.

Los saludos

Generalmente, lo apropiado en nuestra cultura y en la mayoría de las culturas occidentales es realizar un apretón de manos. Sin embargo, la elección del saludo está condicionada por las culturas de los implicados. En India se causará mejor impresión si se utiliza el tradicional namaste. También puede variar el estilo del saludo: en Alemania se aprecian los apretones de manos firmes y directos como un signo de fortaleza.

La inclinación de hombros es el saludo estándar en China, y mejor adaptarse. Sin embargo, en Japón, a pesar de lo que estamos acostumbrados a pensar, el apretón de manos está perfectamente aceptado para los extranjeros. ¡Y cuidado con dar la mano izquierda a alguien de Arabia Saudí! Le estarás dando la mano impúdica…

Ten en cuenta la interculturalidad al hacer negocios internacionales

A la hora de llevar a cabo una negociación o una reunión con clientes o colegas extranjeros, tener en cuenta la cultura es clave para saber qué tipo de lenguaje no verbal es el más apropiado y el que hará que nuestro interlocutor se sienta más cómodo. veces no se piensa en esto y, aunque no nos lo parezca y vivamos en un mundo en teoría globalizado, las diferencias culturales todavía son grandes y nos pueden costar un cliente o la culminación de un negocio.

Si quieres saber más sobre la importancia de los aspectos culturales en las negociaciones, no te pierdas nuestra guía para la negociación internacional. Y, si necesitas mejorar tus habilidades en la comunicación en idiomas con los clientes, ¡contáctanos! Haremos un curso a medida de tus necesidades.

Deja un comentario

La escuela de formación en idiomas
y comunicación para empresas innovadoras.

¿Hablamos?

    Nombre:
    Email:
    Teléfono:
    Tu mensaje: