4 trucos para acortar frases largas (y pesadas)

Acortar frases largas y pesadas al escribir es un must si quieres vender, convencer o comunicar mejor. La mayoría de las personas queremos claridad y concisión a la hora de leer un texto.

Una frase demasiado larga o difícil puede echar a perder una decisión de compra. O poner a trabajar al equipo de atención al cliente por las dudas que genera o hacer un email con instrucciones completamente ilegible . Por esto, queremos compartir contigo cuatro fórmulas para reformular tus frases largas. Ya sabes, ve al grano.

1. Si vas a liarte listando entre comas, haz una lista

Lee el siguiente texto (o inténtalo):

Es importante que tengamos claras nuestras prioridades, comprendamos a nuestros clientes, sepamos hacer nuestro trabajo eficientemente, nos comuniquemos con nuestros compañeros abiertamente, notifiquemos cualquier incidencia, mantengamos el silencio en horario de trabajo y que nunca dejemos las luces ni los equipos encendidos.

Al llegar a «los equipos» (si es que has llegado), tu mente habrá cortocircuitado, ¿verdad? Si necesitas listar tres o más elementos seguidos, es momento de escribir dos puntos y empezar una lista. No solo ganarás en claridad de exposición, sino que mantendrás mejor la atención del lector. Compara, si no, el texto que viene con el anterior.

Es importante que:

  • Tengamos claras nuestras prioridades.
  • Comprendamos a nuestros clientes.
  • Sepamos hacer nuestro trabajo eficientemente.
  • Nos comuniquemos con nuestros compañeros abiertamente.
  • Notifiquemos cualquier incidencia.
  • Mantengamos el silencio en horario de trabajo.
  • Nunca dejemos las luces ni los equipos encendidos.
  • ¿No os parece más fácil? Organizamos la lectura mejor usando frases cortas y elementos gráficos de organización como el listado. Así, quien quiera puede saltarse partes y no perderse.

    2. El sujeto es el protagonista

    Este truco, más que como acortador de frases, funciona para hacer frases más sencillas. Cuando leemos, damos prioridad a unos asuntos antes que a otros, y estos aparecen en la frase. En una oración puede haber varios agentes, pero aquel que importe más al lector es el que, idealmente, será el sujeto.

    Compara estas dos frases:

  • Los gastos de envío son cubiertos con el 10 % adicional en los pedidos de menos de 70 €.
  • El 10 % adicional en los pedidos de menos de 70 € sirve para cubrir los gastos de envío.
  • ¿No te parece más sencilla la segunda? Esto es por dos razones. La primera es que la oración es activa, y no pasiva como la primera (que usa el “son cubiertos”). La segunda, que ponemos como sujeto aquello que preocupa al cliente: en este caso, un incremento del coste.

    Para saber qué es importante en la frase, nada mejor que hacerse preguntas. ¿Te preocupa más que te suba el precio un 10 % o saber quién cubre los gastos de envío? Lo primero, ¿verdad? Pues destácalo con un sujeto.

    3. Si dudas entre coma y punto, pon punto para acortar frases largas

    Las pausas nos dan aire también al leer. Una coma es una pausa breve, un punto una pausa más larga. Y da, también, más aire un punto y aparte que un punto y seguido.

    Saber combinar la puntuación es un trabajo experto que no adquirirás tan solo leyendo un post. Los grandes maestros son capaces incluso de cambiarle el sentido a la puntuación. Si no nos crees, corre a leer este fragmento de Los santos inocentes, ya verás.

    Pero sí que hay un pequeño cambio que puedes aplicar si no se te da mal esto de escribir. Es el de que menos (contenido) es más (legibilidad). Si dudas entre poner una coma y un punto, pon el punto. Y si dudas entre punto seguido y aparte… Opta por el segundo, si no, lee:

    Somos una compañía en la que la innovación está siempre presente, tenemos grandes profesionales trabajando en la investigación y el testeo de nuestros productos, de esta manera nos aseguramos de que avanzamos en la dirección correcta.

    Ahora toma aire y… Calma, que no vas a tener que tomar más:

    Somos una compañía en la que la innovación está siempre presente. Tenemos grandes profesionales trabajando en la investigación y el testeo de nuestros productos. De esta manera, nos aseguramos de que avanzamos en la dirección correcta.

    Mejor así, ¿verdad?

    4. Una idea por frase.

    Este es truco viene a repetir lo del punto anterior, pero conviene aclararlo de esta manera. Es la estrategia más obvia, y a la vez la más complicada. Cuando una frase contiene varias ideas, el público debe relacionarlos mientras sostiene los distintos elementos en su mente. Si no para, al final se forma un batiburrillo difícil de resolver.

    Si cada frase contiene una idea, el lector puede centrarse en comprenderlas por separado, para después relacionarlas. Acortar frases largas se resume en este concepto primordial. Mira este fragmento:

    Espero que te haya gustado el proyecto y no dudes en llamarme o enviarme un correo electrónico si necesitas cualquier cosa, será un placer ayudarte y hacerte la vida más sencilla.

    Tenemos varias ideas que quien ha redactado quiere transmitir:

    • El deseo de que a su interlocutor le haya gustado el proyecto.
    • La disposición a ayudar por teléfono o email.
    • La fórmula de cortesía que expresa que le gusta ayudar.

    ¿Qué tal si las separamos, volviendo a usar más puntos? Mira:

    Espero que te haya gustado el proyecto. No dudes en llamarme o enviarme un correo electrónico si necesitas cualquier cosa. Será un placer ayudarte y hacerte la vida más sencilla.

    ¿No vuelve a ser mucho más legible? 😉

    Aunque es un buen inicio, no todo es saber cómo acortar frases

    Acortar frases largas sirve para dejar claro que tenemos las ideas claras y que somos capaces de hacerlas llegar al otro. De que somos capaces de hacernos leer o escuchar por otros. Les guste o no.

    Te acaba de pasar.

    Ahora bien, la escritura es un trabajo que requiere práctica y formación constante. Escribir sencillo en cuanto a la puntuación es un buen primer paso, pero hay muchos otros aspectos: el estilo, la estructura, el vocabulario usado, la ortografía…

    Si lo que quieres es mejorar realmente, con un experto a tu lado que te ayude a redactar mejor para tus fines, te tocará dedicarle tiempo y horas. Nuestra formación en habilidades comunicativas está para ello. Nos centraremos en tu contexto y conseguiremos una versión mejor de tu escritura.

     

    Sobre el autor

    admin

    Deja un comentario